Belleza

COSMÉTICA ELECTRÓNICA

El campo de la belleza crece de manera sostenida en la historia de la humanidad.
 
Es común encontrar descripciones sobre técnicas, ungüentos, emplastos, pigmentos naturales, baños termales en las crónicas de los historiadores describiendo la preocupación por la imagen, la belleza y la seducción en todas las épocas y en todas las sociedades.
 
La actualidad nos plantea nuevos desafíos que nos obligan a profundizar  en la búsqueda de nuevos medios, que nos permitan acompañar con una bella imagen la prolongación de la expectativa de vida media.
 
 La investigación en activos cosméticos ha permitido llegar al desarrollo de nuevas materias primas que se suman a aquellas que han dado resultados desde los comienzos de la ciencia.
Aún, quienes conocemos la esencia de las moléculas no deja de sorprendernos la tecnología de los péptidos miméticos, la nanotecnología, los films moleculares, el terreno cada vez más amplio de las siliconas, los sistemas de liberación controlada de activos, los pigmentos de última generación y algunas moléculas aisladas y purificadas de origen natural de las que se describen propiedades únicas y particulares.
 
 
Equipos eléctricos en la estética
 
El paso de las radiaciones
 
Como todos los progresos científicos, la interrelación con otras disciplinas se ha afianzado llegando a ser dependientes unas de otras.
Los equipos eléctricos ocupan un gran espacio en la búsqueda por resolver manifestaciones estéticas.
Otorga ventajas evidentes, rápida acción, efectividad y respuesta a largo plazo.
Entre las desventajas podemos describir un campo es más limitado debido a las advertencias que poseen, la necesidad de contar con espacio físico para presentar el equipo, alta capacitación del operador y el mantenimiento regular de los mismos.
 
 
Cómo actúan las radiaciones?
 
Partiendo del conocimiento de la fisiología normal de la piel, podemos asegurar que la radiación no es “amigable” con la epidermis.
 
La epidermis es la capa visible de la piel y a los fines estéticos es la más importante. Una de las funciones principales de la misma es mantener la función barrera. La piel se siente agredida por el paso de las radiaciones, independientemente que su finalidad sea el estimular la producción de fibras, eliminar adipositos o fortalecer el músculo. Nada engaña a la capa córnea que resistirá el paso de gran parte de las ondas eléctricas y magnéticas.
 
La epidermis tiene sus propios sensores que actúan traduciendo las sensaciones que percibe. A través de mensajeros químicos la piel y el cerebro se comunican, de este modo se potencian o se debilitan los resultados buscados en la aplicación de las corrientes.
 
Para potenciar los resultados debemos tener en cuenta estos factores.
 
La sinergia con el cosmético, el ambiente placentero, la música, los aromas y fundamentalmente la seguridad del operador hará que los resultados se encaminen al éxito del tratamiento elegido.
 
Sinergia con la ciencia cosmética
 
La cosmética ayuda y potencia la actividad de los equipos.
Los activos cosméticos y los vehículos responden de manera específica a cada corriente, a la necesidad de la zona afectada y al tratamiento sin descuidar los aspectos sensoriales inherentes a la actividad cosmética.
 
En algunos equipos las partículas cosméticas pueden ser las estrellas de tratamiento, en otros sólo un aporte más.
Analizaremos cada familia de equipos y su relación con la cosmética.
 
 
ELECTROPORACION
La electroporación o electropermeabilización permite un significativo aumento de la conductividad eléctrica y la permeabilidad de la membrana plasmática celular causado por un campo eléctrico aplicado externamente.
Cuando el voltaje que atraviesa una membrana plasmática excede su rigidez dieléctrica se forman poros. Si la fuerza del campo eléctrico aplicado y/o la duración de la exposición al mismo se eligen apropiadamente, los poros formados por el pulso eléctrico se sellan tras un corto periodo de tiempo, durante el cual los compuestos extracelulares tienen la oportunidad de entrar a la célula.
El resultado de la aplicación de la electroporación es dependiente del activo utilizado. Si se trata de una molécula que se absorbe por piel y pasa al tejido sanguíneo se tratará de una acción médica, cuando la molécula no afecta la fisiología normal de la piel la acción es cosmética.
La calidad del tratamiento dependerá directamente del producto elegido.
Mecanismo de acción cosmética
Los activos cosméticos penetrarán con mayor facilidad en la epidermis por formación de canales.
 A través de campos eléctricos o magnéticos generan desplazamientos de células formando canales para el ingreso de activos. Moléculas de valor cosmético hidrofílicas o anfipáticas.
Otro mecanismo de penetración es por medio de liposomas, siendo introducidas al medio intercelular para ser captadas por endocitosis por las células epidérmicas. Los liposomas deben transportar sustancias de interés en el medio intracelular.
El vehículo óptimo para los productos efectivos para electroporación tiene alta conductividad eléctrica, con activos de valor en el espacio intercelular o intracelular, con un bajo estado de agregación molecular.
 
Ejemplo: ácido hialurónico, ácido glicólico, aminoácidos (arginina), cafeína, ADN, fucus, lecitina de soja, liposomas conteniendo vitaminas, extractos glicólicos, péptidos, etc.
MICRODERMOABRASION
La microdermoabrasión es una técnica que permite exfoliar mecánicamente la capa superficial de la piel.
Al eliminar la capa más resistente de la piel, permite una mejor biodisponibilidad de activos.
Su acción es independiente del agente químico elegido.
La cosmética puede actuar potenciando el efecto de la microdermoabrasión con agentes químicos o físicos.
Dentro de los agentes físicos que se utilizan previos al paso del cabezal de la dermoabrasión estás  las máscaras kaolínicas, barros y arcillas que ayudan a decapar la piel.
Los agentes químicos se utilizan preferentemente después del equipo eléctrico son los peelings químicos, ácido glicólico, ácido salicílico, AHA´S, etc.
También se puede recurrir a las máscaras peel off , aporta sustancias químicas y profundiza el tratamiento.
Los productos químicos se aplican de manera posterior al uso del equipo mecánico.
Mecanismo de acción cosmética
El equipo disminuye la resistencia para el ingreso de activos cosméticos, aumentando su velocidad de incorporación en el estrato córneo. Se aplicarán posteriormente al uso del equipo productos con alta concentración de activos, generalmente se eligen vehículos acuosos o emulsiones o/w, .
 
RADIOFRECUENCIA
La radiofrecuencia es una energía que emite ondas que tienen un rango determinado de longitudes de onda.
En estética, esta radiación se aplica para generar el calentamiento dérmico profundo inespecífico al transmitir energía al componente de agua intracelular. Puede actuar a nivel facial o corporal.
Actúa en dos fases, una reacción inmediata fortaleciendo las fibras existentes y una segunda fase a los pocos días cuando comienza la neocolagenogénesis por estímulo a la formación de nuevo colágeno.
El calor generado puede sentirse en la superficie epidérmica, resultando incómodo y molesto.
El vehículo utilizado para desplazar el cabezal debe poseer características particulares. Debe poseer baja conductividad eléctrica, alto rendimiento, capacidad para disipar el calor, otorgar una sensación sedosa en la piel.
Hay investigaciones que adjudican una radioporación, es decir una permeabilidad en la capa córnea que favorece el ingreso de moléculas activas. Por eso es importante que el producto elegido para acompañar la transmisión de la energía tenga activos. Estos principios cosméticos no deben ser termolábiles, es decir, deben ser estables a temperaturas cercanas a los 40 º C.
La tecnología cosmética actual permite elaborar geles con siliconas que optimizan el resultado de la radiofrecuencia en toda la gama de intensidades que se desarrollan para el mercado cosmético y médico.
Los activos elegidos para los productos específicos para radiofrecuencia son: ác. Hialurónico, retinol, Vitamina E,  fosfatidilcolina, cafeína, carnitina, extracto de té verde, etc.
 
ULTRASONIDO – ULTRACAVITACION
Los ultrasonidos generan oscilaciones mecánicas a una frecuencia que resulta inaudible por el ser humano.
Estas ondas sonoras son capaces de propagarse, al aplicarlas sobre los tejidos producen cambios fisiológicos con efectos terapéuticos buscados, aumento de la circulación sanguínea y linfática, aumento del metabolismo celular, favorecen la lipólisis, estimulan la reabsorción de edemas regionales, etc.
Actúan produciendo cambios térmicos, mecánicos y químicos en la zona de aplicación. Las ondas ultrasónicas producen un movimiento en las moléculas de agua del espacio intercelular lo que se traduce en aumento de la temperatura y aumento de la circulación sanguínea.
La acción mecánica se produce cuando las ondas oscilantes a alta frecuencia estimulan la liberación de las adherencias fibrosas de muy difícil resolución en la celulitis.
Desde  el abordaje químico, se activa la oxidación de las grasas, produciendo una mayor energía y aumento de la temperatura.
 
En la ultracavitación el movimiento de las moléculas de agua logran la formación de burbujas, las cuales al colapsar una con otras aumentan su tamaño llegando a lastimar la membrana celular del adiposito produciendo su estallido. La muerte del adiposito se acompaña con la liberación de la vacuola grasa al medio intercelular.
Producto cosmético
Para la aplicación de las ondas ultrasónicas se utiliza un gel que permita transferir las ondas sonoras potenciando su efecto.
A tal fin se desarrollan productos con base acuosa, cuya densidad permita la transmisión acústica para todo tipo de frecuencias, con buen contacto entre el cabezal y la piel, evitando la formación de burbujas, buen desplazamiento, con antioxidantes para el cuidado del cabezal.
Las ondas acústicas no aumentan la permeabilidad de los activos cosméticos, pero el estímulo al metabolismo celular  puede ser aprovechado para aplicar productos específicos para el tratamiento buscado.
Conclusión:
En la actualidad se cuenta con una gran diversidad de propuestas que llevan a la resolución de problemas estéticos. El resultado depende de elegir el tratamiento adecuado y aplicarlo de manera correcta.
Combinar técnicas, equipos y cosméticos requiere un profundo conocimiento sobre la acción de los elementos seleccionados.
Cada equipo aplicado a la estética tiene requisitos inherentes al cosmético en relación al vehículo, a los activos y al mejoramiento de la superficie cutánea contrarrestando los efectos adversos al paso de la corriente. 
 
NOTAS RELACIONADOS

Icono #PorPaula

Tratamiento Facial Blanqueador

HUERTAS URBANAS

LA VUELTA A LO BÁSICO

ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO

¿Cómo retrasar la involución cutánea?