Corporal

COSMÉTICA EN MOVIMIENTO

Muchos discursos acompañan la frase “en la piel del deportista”, pero si tenemos en cuenta las agresiones a las que se encuentra sometida y la prioridad al ejercicio en detrimento del tiempo dedicado a su tratamiento, comprenderemos que no es justamente el bien más preciado por los atletas.
 
En los últimos años se ha experimentado un aumento en los grupos de personas que practican deportes de competencia.
 
La superación, la capacidad de vencer obstáculos y la búsqueda por desafiar los límites son actitudes comunes al deporte y definen la personalidad de quienes lo practican.
 
El aspecto físico, el emocional y la salud constituyen las preocupaciones principales, sin embargo la piel no ocupa un espacio relevante a la hora de los cuidados diarios.
 
Para satisfacer las necesidades de los deportistas ya sean amateurs o profesionales, equipos integrados por  médicos, nutricionistas, psicólogos, kinesiólogos, entre otros, trabajan en conjunto para brindar tratamientos específicos relacionados con estas actividades y en la prevención de trastornos frecuentes en el desarrollo de las diferentes disciplinas.
 
De este modo, la cosmetología sumaría una práctica que completa los aspectos requeridos para que la belleza tome un lugar importante en al mentalidad del deportista.
 
 
Los cuidados estéticos para este grupo específico tienen características particulares debido a la alta exposición a la que somete la piel del rostro y  del cuerpo.
El viento, la transpiración, la radiación solar, el agua son los principales agresores que impactan a la piel más profundamente cuando la persona está realizando ejercicios físicos.
 
 
Causas
 
Durante la práctica de la actividad física el organismo incrementa su temperatura ya que aumenta el flujo de sangre a los músculos implicados. Con el fin de equilibrar la temperatura basal se activan procesos fisiológicos como el aumento de transpiración, de modo que lleva a la pérdida de valiosos minerales que mantienen hidratada la piel.
 
La exposición a la radiación solar afecta a nuestra piel generando partículas llamadas radicales libres que inician procesos de envejecimiento acelerado. Si bien esta manifestación se puede presentar en personas con vida sedentaria, el perjuicio es mayor en los momentos que se realizan actividades físicas. La prevención de estos daños es el mejor aliado de la piel, aunque los fanáticos del deporte al aire libre no presten el cuidado necesario.
El viento puede erosionar la piel como respuesta  para su protección,  la piel se torna más gruesa,  adquiriendo un aspecto opaco y seco.
 
 
Productos cosméticos
 
Los productos cosméticos para las pieles de los deportistas deben estar desarrollados con  vehículos livianos, fáciles de aplicar, que no dejen residuo en la piel y que cumplan las expectativas del usuario.
 
Ciertas acciones serán determinantes para que el producto resulte satisfactorio para su uso:
 
Acción refrescante: los tónicos formulados con agua y agentes humectantes proveen a la piel frescura, refrigerando el manto epitelial.
Acción calmante: a través de sustancias que contribuyen a disminuir el eritema.
Renovación epidérmica: con el objetivo de dar brillo y luminosidad se estimula la renovación celular decapando la hilera más superficial de la piel, sin acciones profundas que podrían resultar contraproducentes.
Humectación: la humectación es esencial, con una recuperación del brillo y la elasticidad del tejido. Su fórmula deberá limitarse a  productos en base acuosa y con bajo poder residual.
Acción antioxidante: los agentes antioxidantes combaten activamente la formación de radicales libres que afectan y perjudican la piel.
 
 
Tratamientos
 
Así como el deportista cumple con un entrenamiento constante para responder a las exigencias del deporte, su piel requiere una continuidad en el tratamiento y en la aplicación de productos para tal fin. La respuesta de la piel será entonces la consecuencia del hábito por cumplir una rutina diaria para la aplicación de los productos de corrección y de prevención como las pantallas solares.
 
 
Los masajes corporales deben ser realizados por profesionales especialmente entrenados para ese tipo de pacientes, ya que pueden tener lesiones o hematomas debidos al entrenamiento y a las pruebas constantes en las que se comprometen. De todos modos el drenaje linfático o los masajes drenantes pueden mejorar significativamente las dolencias de los atletas. Los masajes descontracturantes serán con presiones  adecuadas.
 
Es importante destacar que la formación rigurosa y el entrenamiento en disciplinas deportivas contribuyen a mejorar la belleza de la piel siempre que se tenga en cuenta la importancia en el tratamiento constante y preventivo de la misma.
NOTAS RELACIONADOS

COSMÉTICA EN MOVIMIENTO

La belleza de la piel del deportista